viernes, 5 de septiembre de 2008

Carta a todas tus catástrofes

Todo parecía más claro,
que los días seguirían pasando,
que las noches acabarían huyendo.
Y llevarte en coche a casa
no me quitaría el sueño.
Ni el aliento.
Todo estaba acordado,
tú ya no tendrías cuello
y yo olvidaría el nombre de tu calle.

Dejaría de hacerte sombra
con mis pulgares
y de callarme lo que te grito
a vena abierta desde el colchón.
Tú me dejarías contradecirte,
a veces hasta reprocharte
que no consigo desaparecer.
Yo calibraría la altura exacta
para saltar desde tu tejado
y verte antes de dormir.
Tú me cambiarías por un crucero
entre rotondas circulares,
entre números sin ordenar.

6 comentarios:

Holly Golightly dijo...

...entre bares de carretera...

Eres el mejor, Paul, ya veo que te han visitado las musas, ¿qué tal seguía Esther Píscole?.

¡Miles de besos!.

(Qué envidia me das).

Paul Varjak dijo...

Pues EstherPíscole seguía igual que siempre,viviendo en la más absoluta inconsciencia.

Tú sí que me das envidia, que tienes el placer de conocerme. ¡juá!

Besis Holly, buenas noches.

Anónimo dijo...

"son simpáticos, los imbéciles"

en fin se acabó el verano

Paul Varjak dijo...

"No hay más eficaz apelación a la conciencia de un ciudadano que prevenirlo por el artículo catorce: si delinques, te molemos a hostias. Lo demás es demagogia, buenismo idiota y milongas. Y además es mentira."

Bonito artículo, anónimo, veo que culturizas tu mente los últimos días de vacaciones con Reverte. Cada uno se automutila como quiere.
Cómo era eso de..hostia coño joder..ese artículo sí que era buenismo idiota y milongas.

Este otro sí que sabe lo que vale cada tecla que pulsa:
http://www.lasextanoticias.com/post/igual/que/dios/preno/maria/222201
..y no ha escrito Alatriste, da el tiempo en la sexta.(si de justicia está el infierno lleno)

Paul Varjak dijo...

(...porque en la tierra no la encuentro por ningún lado.)

M* dijo...

Bueno, sigue siendo mini barriguita, aunque depende del día!